martes, 23 de octubre de 2007

Nada es lo que parece.


Y si lo que pareciése lo más hermoso, llegara a tener fin...
Sería desastrozo.

Y si lo que pareció ser lo más bello, tuvo fin...
Fué doloroso.

Y si lo que te parece lo más encantador, tiene fin...
Te es penoso.

Cuando menos imaginas.
Cuando menos lo esperas.
Cuando jamás lo imaginaste ni lo esperaste.
Algo que nunca existió surge, y lo que existía se desvanece en segundos...
El telón de tu vida cae frente a tus ojos para mostrarte lo que hay, y al tiempo que ves, la película en tu mente te muestra momentos que no imaginaste que quedarían plasmados en la manera en que lo hicieron, con una leve melancolía, aveces podrías llegar a pensar que fueron falsos, como recuerdos engañosos, pero, ¿el pasado puede ser engañoso?...

Lo mejor es dejar lo bello con lo bello, lo que no deseas almacenar, dejarlo ir con las horas, hasta que se conviertan en el pasado del pasado, eso que no puede ni debe removerse...

No hay comentarios: