miércoles, 5 de diciembre de 2007

Saber Distinguir

Hay que saber distinguir la ofensa del daño.
Hay que saber distinguir el dolor del sufrimiento.

El dolor es inevitable, el sufrimiento, opcional...
El sufrimiento es un estado mental, es sólo de nosotros, y sólo nosotros podemos con el.
El dolor procede de la enfermedad, el sufrimiento del malestar.

Los más cercanos son los que nos hacen sufrir más porque pueden despreciar nuestra humanidad e imponernos condiciones que nos resulten intolerables.

"Permanece en el lugar de dignidad de tu interior, donde eres inmune de las opiniones externas."

No hay comentarios: