jueves, 10 de abril de 2008

Vínculos

Si recibimos lo que se nos ofrece cuando se nos ofrece sin aferrarnos demasiado a ello, también podemos prescindir sin pesar cuando ya no se nos ofrece. La falta de apego no tiene que ser falta de disfrute.

"Piensa que cada día es, por sí solo, una vida."

No hay comentarios: