lunes, 22 de diciembre de 2008

Las cosas nunca son tan malas o graves como te lo imaginas.

Piénsalo, pero no tanto...

No hay comentarios: