lunes, 22 de diciembre de 2008

Si de por sí, ya Diciembre era un mes oscuro, es un mes oscuro.
La serotonina desciende junto con la temperatura, se cierran ciclos, comienzan otros, hay personas ausentes que se extrañan, otros sienten que no hicieron lo que debian hacer el año terminado, o que dejaron alguna cosas inconclusas, y así...ése es el oscuro diciembre.
Tengo algo de grinch, siempre digo que no me gusta la navidad, hay un no se qué en el ambiente que me desagrada, pero me gusta la comida y ver a la familia. Sólo que ya no puedo estar demasiado en casa, no puedo evitar que el efecto liberador de partir me extasíe. Y así partiendo llega una tranquilidad inmensa y cierta frustración desaparece.
Pero tuve 5 dias de inmensa felicidad y tranquilidad, comfort y soporte, gracias, muchas.
Y para el resto del tiempo pensaré, pero no tanto.

Luis, te amo.

No hay comentarios: